Una interesante investigación concluyó que en la búsqueda de una vida plena y longeva, no sólo se necesitan hábitos sanos, sino pensamientos sanos.

En varios sitios de psicología se ha publicado extensamente sobre el poder de la visualización.

En resumen, esta teoría dice que los atletas de alto rendimiento tienen un ejercicio de preparación que no es físico sino mental.

Este ejercicio que explota la influencia de la mente sobre el rendimiento de una persona, consiste en apartar un tiempo de meditación para visualizarse a sí mismo, ejecutando ejercicios a la perfección y ganando uno de los primeros lugares.

El Dr. Jim Taylor, psicólogo especializado en los deportes, explica en Psychology Today, que los ejercicios de  visualización son utilizados por muchos grandes atletas, y la investigación ha demostrado que, cuando se combina con la práctica real, estos dos elementos mejoran el rendimiento comparado con aquellos que sólo se dedican a la práctica física.

Esta es una conmovedora explicación del atleta Enhamed Mohamed Yahdih:

Los ejercicios de visualización tampoco son sólo una experiencia mental que ocurre en tu cabeza”, indica el Dr. Taylor, “…estos ejercicios que ponen en práctica la influencia de la mente, impactan en todos los sentidos: psicológica, emocional, física, técnica y tácticamente.”

Octavia Zahrt y Alia Crum, investigadoras de la Universidad de Stanford, publicaron una investigación que apareció en Health Psychology, una de las revistas de la Asociación de Psicología de Estados Unidos.

En su investigación, Zahrt y Crum concluyen que la gente que se considera menos activa que otras personas en el mismo rango de edad, tienden a morir más jóvenes que aquellos que se consideran más activos, incluso si sus niveles de actividad física son similares.

La profesora Crum resume la investigación así:

“Nuestros hallazgos son consistentes con un creciente cúmulo de investigaciones que confirman la influencia de la mente al sugerir que nuestra mentalidad, en este caso, nuestras creencias sobre cuánto ejercicio estamos haciendo comparado con otras personas, puede ser crucial para nuestra salud”

 

La influencia de la mente y la autopercepción

Las investigadoras analizaron encuestas de más de 60,000 participantes, todos adultos, que pertenecen a tres sets de datos nacionles (de Estados Unidos).

Una de las muestras analizadas contenía información recopilada por equipos biométricos que medían la actividad física de los participantes durante una semana.

Lee también: La Teoría de la Mente y las predicciones en el Marketing.

Las investigadoras se interesaron en una pregunta:  “¿Se considera usted más activo físicamente, menos activo o igualmente activo comparado con otras personas de su edad?

Luego, las investigadoras analizaron los registros de defunción del 2011, año en que se cumplían 21 años de la primera de las encuestas.

Mediante el uso de modelos estadísticos que exploraban datos de

  • la edad
  • el índice de masa corporal
  • las enfermedades crónicas

y otros factores, encontraron que las personas que reportaron creer que eran menos activas que otras, tenían un 71% de mayores probabilidades de morir en las siguientes dos décadas, comparado con las personas que reportaron que creían ser más activas.

Vale la pena mencionar que varios autores especializados en Neuromarketing han comentado que las encuestas tradicionales tienden a presentar inexactitudes.

Sobre todo porque las respuestas de los participantes pueden verse afectadas por una multitud de factores, algunos de los cuales son subconscientes y el mismo participante no está consciente de ellos.

 

Cómo la mentalidad influye en nosotros

Zahrt y Crum ofrecen posibles explicaciones sobre cómo la mentalidad y las percepciones tienen efectos tan poderosos en la salud.

Una es que las percepciones pueden afectar la motivación, tanto positiva como negativamente.

Aquellos que son conscientes de sus niveles de actividad saludable, pueden aprovecharlos y hacer más ejercicio.

Aquellos que se consideran no aptos tienen más probabilidades de permanecer inactivos, alimentando sentimientos de miedo, estrés o depresión que afectan negativamente su salud.

Las investigadoras enfatizan que el estudio es de naturaleza correlacional y, por lo tanto, no prueba que las percepciones de inactividad causen la muerte temprana.

Sin embargo, otras investigaciones experimentales, sugieren una interesante relación entre las cantidades percibidas de ejercicio y los resultados de salud.

Es hora de que empecemos a tomar más en serio la influencia y la influencia de la mente en la salud“, dijo Crum. “En la búsqueda de la salud y la longevidad, es importante adoptar no solo comportamientos saludables, sino también pensamientos saludables

Consultor de Marketing Digital y Branding. Apasionado por el Neuromarketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.