¿Cómo pueden las marcas usar Neuromarketing para atraer el turismo?  Aquí exploramos este tema enfocándonos en el sentido del olfato.

A pesar de que Latinoamérica tienen muchos retos que superar, muchos de los países que conforman esta región siguen siendo un imán para el turismo, tanto de visitantes extranjeros como locales.

Como veremos a continuación, el turismo es una industria que produce millones de dólares en ingresos para Latinoamérica.

 

El turismo en cifras

Según esta publicación del World Travel & Tourism Council, en 2016, la contribución total de la industria del turismo en Latinoamérica fue de 328 mil millones de dólares (8.8% del PIB de la región), y se espera que para el 2027, la cifra llegará a los 473 mil millones de dólares (9.4% del PIB).

La publicación indica que la industria del turismo generó casi 6 millones de empleos en 2016, y el pronóstico para el 2027 es que la cifra superará los 7.5 millones de empleos directos.

Según otras fuentes, el país más visitado del mundo es Francia, que superó los 86 millones de visitantes en 2017. España, con casi 82 millones de visitantes, se coloca en segundo lugar, por arriba de Estados Unidos.  

En Latinoamérica destaca México, único país de la región que aparece dentro de los diez países más visitados, con casi 40 millones de visitantes en el 2017.

 

Neuromarketing para hoteles: seduciendo el sentido del olfato

El neuromarketing puede ser un campo muy profundo y académico, pero alcanza su valor máximo cuando lo podemos aplicar para tomar decisiones correctas que nos traigan los resultados que esperamos.

Por eso, en este artículo exploramos algunas formas en las que la industria hotelera puede explotar la capacidad de conexión que los humanos tenemos a través de los sentidos.

El sentido del olfato es una las más fuertes tendencias en las estrategias de marketing sensorial.

El uso de aromas desencadena una estimulación de la mente subconsciente, influyendo en el estado de ánimo y también en la memoria.

El sentido del olfato se puede utilizar como estrategia en la industria del turismo para evocar las emociones y los estados de ánimo casi de forma imperceptible.

 

Aromas para hoteles en el trópico

Algunos blogs especializados aportan ideas de aromas tropicales, que se pueden implementar como parte de la experiencia de un hotel o recinto turístico:

  • Coco
  • Piña
  • Mango
  • Maracuyá
  • Sandía
  • Menta

Estos aromas son ideales para hoteles y establecimientos ubicados en zonas tropicales, no sólo porque ayudan a reforzar la experiencia del trópico, sino porque tienen una connotación refrescante.

En la implementación de estrategias basadas en aromas, es necesario tomar en cuenta que la sutileza es importante.

Debido a que cada persona tiene gustos distintos, resultaría contraproducente aromatizar un ambiente de forma muy evidente.

Lee también: Marketing de Fragancias: 5 aromas para hoteles boutique de lujo.

Aromas para hoteles en el altiplano

Por el contrario, cuando un hotel se encuentra en una región de temperatura baja, lo recomendable es usar aromas de frutas del bosque. Por ejemplo

  • Fresa
  • Manzana
  • Arándano
  • Mora
  • Zarzamora
  • Cereza

Otra posibilidad que se puede explorar son los aromas de madera. ¿Has notado que hay árboles que tienen aromas? Especialmente los diferentes tipos de pinos.

Los árboles de la clase Conífera (Pinidae) se caracterizan por secretar la sustancia llamada resina.

Cuando la madera de estos árboles se infecta con una enfermedad fúngica, el árbol combate la infección formando una resina oscura y altamente fragante.

Es esta madera rica y resinosa que se encuentra en el núcleo del árbol es la que se utiliza a través de varios métodos para extraer el característico olor de estos árboles.

De acuerdo con el sitio Health.com, En Japón, ir a dar un paseo terapéutico en el bosque se conoce como shinrin-yoku, que significa “absorber la atmósfera del bosque”.

Esta práctica ha sido recientemente estudiada por su capacidad para aliviar el estrés.

En un estudio, investigadores de la Universidad de Kioto de Japón enviaron a 498 voluntarios sanos en dos caminatas forestales de 15 minutos un día, en comparación con un día de control en el que no caminaron.

Los voluntarios calificaron su estado de ánimo en una escala psicológica estándar. Sus puntuaciones de hostilidad y depresión disminuyeron significativamente después de caminar.

Curiosamente, cuanto más estresados ​​estaban los voluntarios, mayor era la relajación que experimentaban.

Es así como el olfato se posiciona como un sentido determinante en la construcción de una experiencia que fortalece a una marca en el sector turismo.

Las estrategias de marketing olfativo son un campo que aún no se ha explotado en todo su potencial.

 

Consultor de Marketing Digital y Branding. Apasionado por el Neuromarketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.