Las emociones en la Copa del Mundo Rusia 2018 han estado desbordadas, con partidos infartantes. Pero fuera de la cancha, Nike y Adidas están disputando un partido igual de intenso, el del engagement emocional de sus campañas.

Nike y Adidas lanzaron sus campañas de la Copa del Mundo, y Realeyes, una empresa tecnológica que usa software inteligencia artificial para medir las emociones, comparó las dos propuestas para medir cuál de las dos genera más emociones.

Realeyes ha trabajado en conjunto con marcas como Coca-Cola y Mars para maximizar el impacto de sus campañas en video.

Y para ahorrarnos el suspenso característico de los últimos partidos de Rusia 2018, te cuento de una vez que Realeyes determinó que la campaña de Nike Vai na Brasileiragem genera más emociones que la campaña de Adidas Create the Answer.

 

¿Cómo se determina quién genera más emociones en la Copa del Mundo?

La tecnología de inteligencia artificial de Realeyes usa webcams especializadas para medir las reacciones emocionales de las personas mientras ven videos online.

Esto le permite a las marcas, agencias y medios de comunicación optimizar su contenido, y les ayuda a mejorar sus mensajes.

Este video muestra el software de detección de emociones de Realeyes:

En las mediciones de Realeyes, el spot de Nike alcanzó un punteo ligeramente más alto que el de su marca rival, luego de que generara mayores picos de engagement emocional.

Puedes hacer click (o tap) en la siguiente imagen para ver el video de la campaña y la interesante gráfica de mediciones:

emociones en la copa del mundo

El equipo de Realeyes encontró que el anuncio tuvo mucha aceptación entre las personas menores a los 29 años, quienes en promedio calificaron al video con 6 de 10.

Según la nota de prensa de Realeyes, uno de los mayores picos emocionales ocurre cuando aparece el ex delantero brasileño Ronaldo.

Tengo una leve discrepancia en este sentido, porque el empuje emocional no ocurre por la ex estrella de Brasil, sino por el suspenso que se crea con los elementos auditivos y visuales en ese preciso momento.

 

¿Por qué es importante generar emociones en las campañas?

Lo importante de estas métricas es que demuestran que hay una correlación entre el nivel emocional de una campaña y la percepción de la marca, lo que a mediano plazo, incrementa las posibilidades de una compra:

Realeyes determinó que el 48% de los participantes estarían más dispuestos a comprar productos Nike después de ver este video, y más de la mitad (52.7%) indicó que el vídeo produjo una percepción más favorable de la marca.

A continuación mostramos el video de la campaña de Adidas:

emociones en la copa del mundo

Si bien el impacto emocional del video de Adidas es menor que el de Nike, la data de Realeyes sugiere que esta campaña también tuvo un impacto positivo en la percepción de Adidas.

51% de los participantes tuvieron una percepción más favorable de la marca después de ver el video, y 47.7% indicó estar más dispuesto a comprar productos Adidas.

Lee también: Apple compra startup que puede detectar tus emociones

Y aunque en esta competencia por las emociones en la Copa del Mundo parece haberla ganado Nike, los participantes de este estudio encontraron las campañas de este año significativamente menos atractivas que las campañas de Mundiales pasados.

Para concluir lo anterior, Realeyes midió el engagement emocional de las últimas 12 campañas de Copas del Mundo y campeonatos europeos de ambas marcas, calificándolas en base a sus punteos emocionales.

El co-fundador de Realeyes, Mihkel Jäätma concluye:

La batalla por las emociones en la Copa del Mundo es muy intensa tanto dentro como fuera del campo. La Copa del Mundo es un torneo que agita muchas pasiones de las audiencias alrededor del mundo, y las marcas que puedan aprovechar esa emoción cruda más efectivamente, serán las que podrán celebrar al terminar Rusia 2018.”

Para conocer la metodología completa, visita el comunicado de Realeyes en su stio web.

Consultor de Marketing Digital y Branding. Apasionado por el Neuromarketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.