El diseño de los centros comerciales influye en cuáles visitamos con más frecuencia y en las posibilidades de que terminemos comprando algo en ellos.

Hace poco estuve caminando en un centro comercial con una amiga y estábamos hablando de cómo disfrutábamos estar en ese lugar. Pero nuestra opinión se basaba más que sólo en las tiendas y los restaurantes que habían.

En realidad nos referíamos al diseño que tenía, tanto en cuanto a arquitectura como en los detalles. Para empezar, la ubicación de las gradas eléctricas está implementada de modo que las personas tengan que a travesar un poco el centro comercial.

Si, puede que suene un poco cansado, pero es en realidad algo muy bueno. No sólo porque nos obliga a hacer un poco de ejercicio, sino porque también nos brinda la oportunidad de que veamos otras tiendas que no habíamos visto anteriormente.

diseño de los centros comerciales
Imagen extraída de Shutterstock: Escalator in modern shopping mall

Esto trae beneficios tanto para las tiendas como para los consumidores. Mientras que el diseño promueve el incremento de ventas de los locales, también provoca que las personas puedan comprar algo que estaban buscando.

Además de la ubicación de las gradas, nos gustó también la forma de los pasillos. Comentábamos de cómo hay centros comerciales que no son tan agradables porque su diseño hace que uno se sienta encerrado o rodeado de mucho desorden.

En cambio, este centro comercial en particular, da una sensación de fluidez y frescura. Lo cual es también gracias a la decoración que hay en su interior, el olor que tiene, entre otros aspectos.

También puede interesarte leer: Neuromarketing olfativo: ¿Qué aroma debería tener tu negocio?

Efecto del diseño de los centros comerciales en el comportamiento de los consumidores

Según el sitio kplus konzept existen algunos métodos que pueden implementarse para cambiar el comportamiento de las personas dentro de un centro comercial para crear una “coreografía” de calma, actividad y atención.

diseño de los centros comerciales
Imagen extraída de Shutterstock: Young women with paper bags walking in the mall

Por ejemplo, el uso de espejos en un contexto determinado tiene la capacidad de reducir la velocidad de marcha de los clientes. Esto es a causa del principio de auto conciencia, los visitantes supervisan inconscientemente su propia velocidad al caminar.

También puede interesarte leer: Neuromarketing aplicado en centros comerciales.

Pueden haber también otros factores adicionales que pueden cambiar el movimiento de los clientes, como el tamaño de las baldosas, el ancho de la unión entre ellas y otras claves psicológicas aplicadas en el subconsciente.

La implementación estratégica de tales medidas influye en la duración de la estadía en ciertas áreas, reduce o aumenta las posibilidades de que los clientes tomen ciertas rutas y afecta la frecuencia de visitas a los niveles superiores del centro comercial.

Pero lo más importante, y tal vez lo más asombroso de todo esto, es que el cambio en el comportamiento sucede en el subconsciente. Por lo tanto, los clientes no experimentan ninguna manipulación directa.

Esta es una ventaja que ofrece nuevas estrategias para la optimización de las áreas del centro comercial y revoluciona las posibilidades en el punto de venta. En otras palabras, un buen diseño conlleva a buenos resultados.

¿Qué opinas de cómo influye el diseño de los centros comerciales en el comportamiento de los consumidores? ¿Crees que esto ha tenido algún efecto en ti?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.