¿Reacciona de forma diferente nuestro cerebro en Navidad? Esta temporada de fin de año está cargada de experiencias cognitivas que analizamos en 4 casos.

La temporada de fin de año se caracteriza por una infinidad de reuniones sociales, intercambio de regalos, comida en exceso, vacaciones, etc.

Pero este período del año tan esperado por muchos, también viene con una inevitable dosis de estrés, ajetreo y sentimientos negativos que vale la pena poner en la balanza de las experiencias que vivimos en noviembre y diciembre.

Aquí te mostramos 4 datos basados en estudios, de la relación entre el cerebro y la Navidad.

 

1. ¿Se puede identificar actividad diferente en el cerebro en Navidad? 

En este estudio, los autores usaron imágenes de resonancia magnética (fMRI) para determinar si era posible localizar el “espíritu de la Navidad” en el cerebro.

Para esto, llevaron a cabo un estudio con 20 personas, de las cuales la mitad celebraba la Navidad, y la otra mitad no.

cerebro en navidad
La tecnología llamada Functional Magnetic Resonance Imaging, nos permite obtener imágenes de la actividad que se produce en el cerebro mientras se realiza una actividad.

Los investigadores mostraron a los participantes imágenes con temática navideña mientras el equipo fMRI medía su actividad cerebral.

El estudio encontró que la gente que celebraba la Navidad mostró un aumento en su actividad cerebral, especialmente en estas regiones: 

  • corteza motora sensorial
  • corteza premotora
  • corteza motora primaria
  • lóbulo parietal

mientras que las personas que no participan de las festividades navideñas, mostraron una actividad mucho menor en esas mismas regiones.

Estas regiones cerebrales han sido asociadas a la espiritualidad, los sentidos somáticos y el reconocimiento facial de las emociones en otros estudios.

Los autores concluyeron que de hecho, hay una “red neuronal del espíritu navideño” o dicho de otra manera, hay una red neuronal que se activa con los estímulos sensoriales de la época navideña.

Pero los investigadores admiten que estos hallazgos deben interpretarse con cuidado y que esperan más investigaciones al respecto.

 

 

2. Invertir tu dinero en regalos para los demás puede hacerte más feliz que gastarlo en tí mismo

El texto bíblico que dice más bienaventurado es dar que recibir podría tener una base científica.

Comprar regalos de navidad para tus seres queridos puede resultar costoso. Pero aún así podría ser una buena forma de invertir tu dinero y cultivar tu propia felicidad, según conclusiones científicas.

El diario ecuatoriano El Comercio, describe un estudio en el que los participantes que invirtieron su dinero de forma generosa para beneficiar a otras personas, mostraron más actividad en el área del cerebro vinculada al sentimiento de felicidad.

precios ventas marketing navidad
Una de los beneficios para el cerebro en Navidad es que la generosidad nos hace sentir felicidad, y ahora lo podemos confirmar científicamente.

En otro estudio similar, dos psicólogas de la Universidad de British Columbia y uno de Harvard, le pidieron a los participantes que calificaran su nivel de felicidad.

Luego se les entregó a los participantes un sobre con dinero que debían gastar antes de las 5pm de ese mismo día.

Pero los investigadores dividieron a los participantes en 5 grupos diferentes, con base en el uso que le darían al dinero

  • Unos lo debían usar para hacer un pago pendiente
  • Otros lo debían usar para un gasto necesario
  • Otros lo debían usar para un regalo para sí mismos
  • Otros lo debían usar para un regalo para alguien más

Después de las 5pm, los participantes debían regresar a reportar su nivel de felicidad de nuevo. Los participantes que recibieron la indicación de usar el dinero para un regalo para otra persona reportaron los mayores índices de felicidad.

 

3. Los problemas cardiacos aumentan durante las fiestas de fin de año

Si bien este dato no es sobre la actividad del cerebro en Navidad, lo incluimos porque es un aspecto que se puede abordar (solucionar) desde la Economía Conductual, como ya lo está haciendo Argentina en las políticas de salud pública.

El sitio de la empresa de seguros médicos Bupa, de Ecuador describe que la insuficiencia cardiáca es una enfermedad por la cual el corazón deja de bombear sangre a todo el cuerpo de forma normal.

Y dentro de las causas principales, cita a la enfermedad de las arterias coronarias. El sitio de Mayo Clinic enlista las causas de este padecimiento:

  • Tabaquismo
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Diabetes o resistencia a la insulina
  • Falta de actividad física

La iniciativa Fundación del Corazón hace algunas observaciones interesantes en este sentido:

    1. Durante diciembre, las muertes por fallo cardiaco se disparan un 8% respecto a noviembre
    2. Noviembre es el segundo mes con más fallecimientos por problemas cardiacos
    3. Durante navidad existe un menor control de factores de riesgo cardiovascular
    4. La emotividad y la nostalgia son factores psicológicos que tienen un impacto en el funcionamiento del corazón.
    5. El estrés típico de la temporada navideña también es un factor a considerar.
el cerebro en navidad
Uno de los sentimientos que se apodera del cerebro en navidad, y que repercute en otros órganos, es la tristeza y la melancolía, sobre todo en personas que están separadas de sus seres queridos.

Sin embargo, el cardiólogo Juan Manuel Escudier hace la aclaración que estos elementos pueden ser más perjudiciales si ya se sufren problemas cardiacos o un riesgo alto de padecerlos.

Pero ante esta información preocupante, queremos terminar con un hallazgo científico positivo:

 

4. Cantar juntos disminuye el estrés e incrementa la vinculación social

Si agluna vez has cantado a todo pulmón en un concierto, o simplemente has cantado con un grupo de amigos, es probable que no necesites una base científica para saber que cantar juntos crea un bonding, fomenta la identificación y el sentido de pertenencia.

Durante la navidad, cantar villancicos es una tradición en varias familias e iglesias.

Un estudio de la Western Michigan University mostró que esta tradición puede incrementar el bienestar físico y fisiológico así como generar vínculos sociales.

En el estudio, los autores investigaron la neuroquímica y dinámicas sociales de cantar en grupo.

cerebro en navidad
Cantar juntos es una forma inusual pero muy efectiva de generar bonding entre personas.

Encontraron que cantar en grupo disminuía los niveles de la hormona adrenocorticotrópica, (ACTH) que está asociada a la producción de estrés y excitación.

El estudio propone que el cantar en grupo reduce el estrés. Un dato curioso es que cantar improvidadamente en grupo parece aumentar la oxitocina, una hormona que ha sido asociada a la vinculación social en humanos.

Estos son sólo algunos ejemplos de hallazgos científicos de cómo se comporta nuestro corazón y el cerebro en Navidad. 

Tomar en cuenta esta información te ayudará a estar consciente de los efectos de las experiencias de esta curiosa temporada del año que bien podría considerarse una temporada de mucha investigación neurocientífica y conductual.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.