¿Es posible aplicar los conocimientos de las neurociencias en una estrategia de negocios? Una nueva técnica podría poner al cerebro en el centro de un nuevo tipo de Gerencia.

Las técnicas o tecnologías más conocidas para conocer el comportamiento del cerebro son el EEG, el fMRI, entre otras.

Pero una nueva técnica podría representar el futuro de la aplicación de las neurociencias en una estrategia de negocios.

Hace algunos años, la Escuela de Administración Kellogg agregó a su claustro a un neurocientífico de trayectoria: Moran Cerf, quien se unió como profesor asistente de Marketing.

Dentro de sus principales atribuciones, estaba el reducir la brecha entre los que los neurocientíficos conocen y lo que las empresas deben conocer sobre el funcionamiento del cerebro.

neurociencias en una estrategia de negocios
Además de ser catedrático, Moran Cerf es un conferencista de marketing y neurociencia. Ha participado en varios TED Talks.

Aplicar las neurociencias en una estrategia de negocios parece una tarea monumental, porque tradicionalmente el ámbito científico y el ámbito de la administración no necesariamente han caminado de la mano.

Aún si el Neuromarketing es considerada una disciplina a penas en su infancia, el sitio BusinessWire reporta que ya para el 2015, esta industria movía alrededor de 21 millones de dólares, y que el crecimiento anual de esta cifra ha sido del 18%.

Y aún si los escépticos del Neuromarketing lo consideren una moda sin mucho fundamento, este “tren” parece estar dirigido por una locomotora que no se detiene, y cada día gana más y más vagones.

Si el mundo gerencial aún no se ha convencido del potencial del neuromarketing, es sólo cuestión de tiempo.

Claro, uno de los primeros retos para aplicar las neurociencias en una estrategia de negocios es que la mayoría de CEOs y gerentes conocen muy poco sobre neurociencia.

 

Los retos para aplicar las neurociencias en una estrategia de negocios

En este blog hemos escrito cientos de artículos sobre los beneficios y el potencial que tiene el neuromarketing.

Pero en realidad sólo pocas empresas lo están aplicando actualmente. ¿Por qué parece haber esta desconexión entre el potencial teórico, y la tasa de aplicaciones?

Los retos de la aplicación del neuromarketing son tan reales, que este interesante artículo de Charles Milander, se hizo viral en Twitter:

No hay muchos datos confiables. La comunidad de neurocientíficos se está enfocando en atraer a otros neurocientíficos” comenta Cerf, como una de las razones por las que la neurociencia no ha sido ampliamente implementada en las empresas.

Cerf también comenta que la mayoría de personas que están siendo formadas para ser Gerentes de Marketing no han adquirido el conocimiento necesario en neurociencia, por lo que no están capacitados para evaluar opciones o tecnologías para sus empresas.

Y precisamente esa es una de las razones de ser de este portal: impulsar el conocimiento del neuromarketing y otras neurociencias aplicadas en Latinoamérica y España.

Entonces, antes de aplicar el Neuromarketing en tu estrategia de negocios, debes conocer sobre el funcionamiento del cerebro.

 

Una nueva tecnología para adelantarse a nuestras decisiones

Algunas culturas ancestrales como los Mayas llegaron a desarrollar conocimientos astronómicos impresionantes basados en cientos de años de observación.

Con el paso del tiempo, estos conocimientos se fueron tecnificando hasta nuestros días, de tal modo que contamos con la tecnología que nos permite saber por adelantado el clima de los siguientes días.

¿Qué tal si las empresas pudieran conocer por adelantado las decisiones que tomará una persona? Tal vez te suena un poco esotérico, pero hay un procedimiento que hará posible predecir nuestras acciones.

Lee también: Nissan: El auto que se adelanta a tus decisiones de manejo.

Las investigaciones neurocientíficas involucran una serie de técnicas y tecnologías conocidas, que van desde la recolección de data de la actividad cerebral, con herramientas como el EEG o el fMRI.

Pero el profesor Cerf, está usando una técnica conocida como “electrofisiología de una neurona”, la cual es practicada en muy pocos centros de investigación, pues necesita de la colaboración de un equipo de neurocirugía.

Este procedimiento consiste en la inserción de un electrodo directamente en el cerebro de un paciente consciente.

Este procedimiento es invasivo, pero sus alcances son impresionantes: le permite a los investigadores conocer por adelantado las acciones que tomará el paciente”.

Es muy probable que esta técnica esté lejos de ser implementada masivamente. Pero Cerf propone que se puede extrapolar la información extraída de los pacientes y hacer predicciones de cómo reaccionaría otra persona.

Este procedimiento tendría implicaciones importantísimas en la industria del marketing.

¿Qué tal si las marcas pudieran saber por adelantado qué decisión tomará una persona?

Entonces, es evidente que las neurociencias tienen un potencial para ofrecer a las empresas algunas herramientas impresionantes, y su aplicación masiva podría llegar más rápido de lo que pensamos.

Consultor de Marketing Digital y Branding. Apasionado por el Neuromarketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.