4 técnicas de Neuromarketing en los supermercados

4 técnicas de Neuromarketing en los supermercados

¿Estás consciente de las técnicas de neuromarketing en los supermercados? Seguro te has fijado en alguna de estas.

Los supermercados han pasado de ser establecimientos de compras convenientes, a laboratorios de aplicación del neuromarketing, sin que nos demos cuenta.

Es tan así, que National Geographic apunta que el rito de la compra en los supermercados es un proceso que ha sido muy bien orquestado.

Aspectos de la tienda como la distribución de las categorías de productos, la iluminación, la distribución en góndolas, la música y los aromas, han sido cuidadosamente diseñados para impulsar nuestra compra.

Una de las primeras percepciones que tenemos al entrar a los supermercados es que son lugares acogedores, frescos, fragantes y saludables. ¿No te has dado cuenta de que incluso algunas gráficas te hacen pensar que estás en una sección de comida gourmet?

Aquí te presentamos algunas de las técnicas de neuromarketing en los supermercados que se aplican para impulsarnos a comprar.

 

La música

¿Puedes detectar la diferencia que hay entre la música que escuchas en un restaurante de comida rápida y la música de supermercado?

La música de los restaurantes de comida rápida tiende a ser pop, con un ritmo dinámico. En cambio, la música de los supermercados tiende a ser romántica, del recuerdo, con un ritmo más lento.

Uno de los efectos de la música romántica es que acentúa vacíos emocionales, o recuerdos de experiencias personales.

Cuando una persona experimenta melancolía, frustración o cualquier afectación emocional, buscará satisfacer ese vacío con una compra que la haga sentir bien.

Lee también: Psicología de precio: ¿Cómo hacer que el cliente gaste más?

Personalmente me pasó exactamente eso. Soy fan de la selección de Argentina. Hace algunos Mundiales, todas mis ilusiones estaban puestas en la “albiceleste”.  

Pero en esa ocasión, Alemania arrasó con el equipo sudamericano, y quedó eliminado. Lo curioso fue que, al sentirme triste, frustrado, decepcionado, mi reacción fue ir de compras y me gasté el equivalente a 100 dólares en una tarde.

Definitivamente el estado de ánimo nos juega la vuelta cuando vamos de compras.

 

Marketing olfativo

Los supermercados saben que el olfato es un arma de ventas poderosa, por lo que aprovechan los elementos emisores de aromas para impulsar las ventas.

La primer sección que tiene un aroma característico es la sección de detergentes. El detergente y cualquier otro insumo para lavar la ropa podría funcionar perfectamente si no tuviera aroma.

Pero los olores agradables hacen que experimentemos una sensación de bienestar.

Otro de los emisores de aromas son los hornos de pan. El aroma a pan recien horneado abre tu apetito, y cuando tenemos hambre, seguro vamos a comprar más.


Monika Grabkowska

 

Comida fresca desde el inicio.

¿Has notado que las frutas y los vegetales casi siempre están cerca de la entrada? El aspecto colorido y fresco de las frutas y verduras son atractivos y hacen que nos dirigamos hacia adentro.

Una técnica que se aplica en algunos supermercados es rociar las frutas cada cierto tiempo. Si bien esto les da un aspecto muy fresco y apetecible, también reduce su tiempo de vida.

De acuerdo con algunos estudios, los visitantes de los supermercados experimentan una sensación de bienestar al escoger comida saludable primero.

En otras palabras, si ya escogieron sus alimentos saludables, sentirán menos culpa de escoger un gusto como unos nachos o algún chocolate.

 

A la altura de los ojos

Una de las técnicas principales de neuromarketing en los supermercados es colocar los productos difíciles de vender, a la altura de los ojos.

Algunas fuentes indican que los productos aumentan sus ventas hasta en un 80% si se pasan de la parte inferior del anaquel, a la parte que queda a la altura de tu vista.

En una ocasión necesitaba buscar una tarjeta de cumpleaños, así que me dirigí a la sección correspondiente en el supermercado.

Pero mi hijo Josh de tres años, quedó cautivado con los juguetes que habían sido colocados a la altura de sus ojos.

Definitivamente ese camioncito no hubiera tenido tanta efectividad si hubiera sido puesto a la altura de mis ojos. Pero fue colocado justo donde el target lo viera de frente.

Estas son sólo algunas de las técnicas más frecuentes de neuromarketing en los supermercados.

Así que la siguiente vez que vayas al supermercado por un producto y salgas con cuatro, ya sabes que nuestra decisión de compra ha sido influenciada por varias técnicas psicológicas que hacen de estos establecimientos, verdaderos laboratorios de neuromarketing.

Sobre el Autor

José Melgar

Social Media Manager, blogger y apasionado por el Marketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *