Select Page

Atención humana: cómo nuestro cerebro procesa la atención

Atención humana: cómo nuestro cerebro procesa la atención

¿Qué ocurre en el cerebro cuando enfocamos nuestra atención? ¿Cómo funciona este fenómeno? ¿Cómo podemos concentrarnos en un solo objeto cuando el mundo nos bombardea de estímulos a cada segundo?

La atención es un fenómeno consciente, es decir, no puedes enfocar tu atención en algo sin darte cuenta que lo estás haciendo.

Para que nuestra atención se enfoque en algo, o se traslade de una cosa a otra, en nuestro cerebro debe ocurrir algo. Ese “algo” que se desencadena puede ser tanto consciente como inconsciente.

Decifrar que es lo realmente importante en el mar de estímulos que a cada segundo nos llega, es un proceso para el que el cerebro ha desarrollado una increíble capacidad. Los filtros son sumamente finos y precisos, aunque no lo notemos.

Tal vez te interese leer: las 3 barreras mentales en la toma de decisiones

 

Trasladar el foco de atención puede ser voluntario o involuntario

Imagina que quedaste de reunirte en el cine con un amigo un viernes por la noche. Estás en el vestíbulo abarrotado de gente intentando ubicar su rostro.

En ese momento tu cerebro está recuperando de tu memoria la información del aspecto del rostro de tu amigo. Luego enfoca tu atención para que puedas examinar los rostros de las personas en la multitud y usando sus filtros encuentres el rostro que encaja con el que tu memoria almacenó como el de tu amigo.

En este caso, estás trasladando tu atención de forma voluntaria, a lo que se le conoce como “top-down attention” o atención de arriba a abajo. Eres consciente de cómo quieres usar tu atención.

Ahora imagina que estás en ese vestíbulo esperando a tu amigo, pero en lugar de buscar su rostro te fijas en la gente que pasa, miras tu teléfono, identificas el olor de los poporopos (palomitas de maíz o como le llamen en tu país) y te da hambre. En eso, alguien grita tu nombre y tu cerebro lanza señales para que voltees a ver. Tu atención entera se enfoca en identificar de dónde viene y la razón de aquel llamado.

En este caso, trasladas tu atención de forma involuntaria. Esto se conoce como “bottom-up attention” o atención de abajo a arriba. No eres consciente de cómo se desvió tu atención, pero tu cerebro se encargó que fuera un proceso tan preciso que logras identificar a tu amigo que te saluda con la mano desde lejos.

 

Qué ocurre en el cerebro cuando se procesa la atención

La atención humana, por mucho tiempo, fue un fenómeno que se discutía en los círculos filosóficos, perteneciente a la la mente como algo etéreo, no material, abstracto. Pero con el desarrollo de la neurociencia, es posible comprender que hay un componente físico en todo esto.

Te recomendamos leer: ¿Cómo funciona la atención humana?

Así, un estudio realizado por profesores de MIT, utilizando magnetoencefalografía y resonancia magnética funcional, reveló nueva información acerca de lo que ocurre en el cerebro mientras se procesa la atención.

El estudio se enfocó principalmente en la atención basada en objetos y su comparación con la atención basada en lugares. En ambos casos, la corteza prefrontal (la zona del cerebro asociada con la mayoría de funciones cognitivas) aparenta tomar el control de la atención.

Al mismo tiempo, controla ciertas áreas de la corteza visual, que es la que recibe los estímulos sensoriales.

Un área de la corteza prefrontal, conocida como la Unión Frontal Inferior, coordina con la región del cerebro específicamente encargada de procesar rostros (el área de cara fusiforme) y con otra área encargada de interpretar información acerca de lugares (la zona parahippocampal de lugar).

Cuando a los sujetos del estudio se les presentó una serie de imágenes y se les pidió que se prestaran atención únicamente a las que tenían rostros, la Unión Frontal Inferior se sincronizaba con el área de cara fusiforme, lo que indicaba que las neuronas de ambas zonas se estaban comunicando.

Pero cuando a las personas se les pedía que prestaran atención a las imágenes que mostraban lugares, la sincronización y comunicación de neuronas ocurría entre la Unión Frontal Inferior y la zona parahippocampal de lugar.

Lo interesante de este estudio es que fue más allá de simplemente identificar las áreas del cerebro que se activan cuando se procesa la atención, y llegó a identificar posibles mecanismos de comunicación entre neuronas.

Así, fue posible identificar que la comunicación se generaba desde la Unión Frontal Inferior y que tomaba 20 milisegundos, el tiempo exacto que le tomaría a las neuronas transmitir una señal eléctrica entre una zona y otra.

La Unión Frontal Inferior es la que retiene la idea del objeto que se está buscando y dirige la parte del cerebro indicada para identificarlo.

 

Conclusion

Los investigadores aún se encuentran en las etapas iniciales de conocer los mecanismos que hacen que nuestro cerebro enfoque la atención de forma voluntaria. Sin embargo, reconocen que aún falta mucho camino por recorrer para comprender cómo funciona cuando la atención se traslada de forma involuntaria, por motivo de un estímulo imprevisto. Más aún, no saben que ocurre cuando la atención se traslada del sentido de la vista a otro, como el del oído o el olfato, por ejemplo.

La buena noticia es que la ciencia está avanzando y que al comprender los mecanismos de comunicación entre neuronas, el cerebro poco a poco deja de ser un total desconocido.


 

Fuentes:

 

Sobre el Autor

Ivette Gonzalez

Comunicadora social, amante de la música, las letras y la cocina, sin importar el orden en el que aparezcan. Ávida de conocimiento y aprendiz permanente de la vida.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *