¿Está el futuro de la investigación de neurociencia en los videojuegos?

¿Está el futuro de la investigación de neurociencia en los videojuegos?

Los gamers están ayudando a los científicos a comprender las intrincadas estructuras del cerebro de forma más rápida, gracias a un innovador videojuego.

Mozak es el nombre de videojuego, que alcanzó los titulares de durante la última semana de abril. Este videojuego fue desarrollado por el Centro de Ciencia del Juego de la Universidad de Washington, en asociación con el Instituto Allen para la Ciencia del Cerebro.

Aunque fue presentado en octubre de 2016, durante la Feria Científica de la Casa Blanca, fue hasta el mes pasado que salió de su fase Beta.

La Universidad de Washington, en un comunicado de prensa, anunció que los jugadores ayudaron a los investigadores del Instituto Allen a reconstruir las neuronas 3.6 veces más rápido que con otros métodos previamente utilizados.

Hay 86 billones de neuronas en nuestro cerebro y queremos comprender cómo funcionan” – extraído del video de presentación de Mozak.

 

Mozak, el videojuego que ayuda en la investigación de neurociencia

Mozak es un juego de descubrimiento científico acerca de neurociencia. Quienes lo juegan ayudan a crear modelos tridimensionales de células cerebrales, asistiendo a los científicos a conocer más acerca del cerebro.

Los jugadores deben trazar líneas sobre imágenes borrosas, que viene acompañado de las características clásicas de los videojuegos: obtener puntos, subir de niveles e intentar escalar en las tablas de liderazgo que califica públicamente el nivel del desempeño de los jugadores.

La idea de utilizar los videojuegos como herramienta de investigación científica no es nueva. De hecho, uno de los desarrolladores de Mozak es el Dr. Zoran Popović, profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad de Washington y director del Centro de Ciencia del Juego.

Hace cerca de diez años, él creó el juego para computadora Foldit, una especie de rompecabezas que permitía solucionar enigmas sobre la estructura de las proteínas.

A la fecha miles de personas han jugado Mozak, permitiendo elaborar modelos de las neuronas 3.6 veces más rápido, como se mencionó antes. Esto quiere decir que los seres humanos son más eficientes que las computadoras en este proceso de reconstrucción de las estructuras de las células cerebrales.

Visto numérciamentemte, un jugador puede producir una reconstrucciòn que está entre 70% y 90% completa, en comparación del 10% al 20% que alcanzaron las reconstrucciones màs efectivas generadas por computadoras.

 

Como los jugadores crean modelos tridimensionales de las neuronas

Mozak muestra a los jugadores una imagen volumétrica ampliada de una neurona y le pide que trace o dibuje sus ramas visibles. En algunos casos pueden aparecer como puntos desconectados en algunas áreas más difíciles de distinguir.

Muchas neuronas tienen estructuras delicadas y altamente ramificadas que los ojos humanos pueden distinguir mucho mejor que las computadoras. Esto porque las personas son mucho más eficientes al momento de inferir la estructura detallada probable de imágenes apenas perceptibles o discontinuas.

Las computadoras son muy buenas para llevar a cabo ciertas tareas que a los seres humanos resultan tediosas. Así que no se trata de una competencia entre humanos y máquinas, sino en sacar más provecho a los puntos fuertes de ambos.

 

Conocer el cerebro: ¿cómo y por qué?

De acuerdo con el Dr. Popović, las nuevas tecnologías han permitido crear imágenes tridimensionales de neuronas individuales. Pero la habilidad de los científicos para catalogar esas células cerebrales, mapear su estructura y entender su relación entre ellas es sumamente lenta.

Hay un gran cuello de botella en procesar y analizar la información entrante [sobre las neuronas], es aquí en donde la comunidad que juega Mozak está teniendo un gran impacto” – Dr. Zoran Popović

A través del videojuego, personas en cualquier lugar del mundo, sin requerir conocimientos de neurociencia, pueden en poco tiempo ser entrenadas para reconstruir neuronas al mismo nivel que expertos, que lo han venido haciendo por mucho tiempo.

Staci Soresen, investigadora del Instituto Allen asegura que esta es una gran oportunidad para responder importantes preguntas sobre la diversidad de tipos de células existentes en el cerebro, así como alcanzar sus metas científicas en menor tiempo.

El videojuego permite alcanzar niveles muy altos de precisión, ya que requiere el consenso general entre múltiples jugadores acerca de la forma de una neurona.

La importancia radica en que los científicos aún no conocen la respuesta a preguntas tan sencillas como ¿cuántos tipos de neuronas existen en un solo cerebro? Para responder esta pregunta, es crítico conocer las formas físicas de las neuronas.

De esta forma, mapear y analizar las neuronas, ayudará a comprender cómo su estructura se relaciona con las funciones del cerebro, tanto en cerebros sanos como en aquellos con características de enfermedad.

 

El futuro de la investigación derivada de Mozak

Los científicos explican que para verdaderamente llegar a comprender el cerebro deben automatizar e incrementar la velocidad del conocimiento de las células aún más. El trabajo que los jugadores están realizando servirá para “enseñar” a las computadoras a hacerlo mejor, para que eventualmente lo logren a grandes velocidades en escalas mayores.

Esta información podría proveer suficiente data para el desarrollo de inteligencia artificial. Pero para llegar a este punto, se requiere de una vasta cantidad de información como la que Mozak está produciendo.

A medida que avance la investigación, será posible comprender con mayor profundidad las funciones de un cerebro sano. Pero también qué ocurre en el cerebro de quienes padecen enfermedades como autismo, Alzheimer y Parkinson.

Ahora imagina todo lo que podría comprenderse sobre el comportamiento humano, las motivaciones y conductas. Si con el conocimiento actual el neuromarketing ha obtenido resultados sumamente positivos, el futuro podría ser aún más brillante.

 

Sobre el Autor

Ivette Gonzalez

Comunicadora social, amante de la música, las letras y la cocina, sin importar el orden en el que aparezcan. Ávida de conocimiento y aprendiz permanente de la vida.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *