¿Neurociencia en la creación de Vinos?

¿Neurociencia en la creación de Vinos?

NeuroWine es el nombre de un proyecto piloto que explora la posibilidad de implementar las tecnologías de la neurociencia al proceso de creación de vinos. ¿Será factible?

 

NeuralSense, una agencia de Neuromarketing en Sudáfrica, se unió a Blank Bottle, una productora artesanal de vinos dirigida por el enólogo Pieter Walser, para llevar a cabo este proyecto llamado NeuroWine.

 

Nuevos procesos: Neurociencia en la creación de Vinos

Tradicionalmente, el proceso de creación del vino implica pasos como la fermentación, la clarificación y el añejamiento, pero por primera vez, este proyecto busca la creación del vino perfecto en base a las reacciones cerebrales que causa.

 

El proyecto busca la creación de vinos tintos y blancos en base a información recopilada por esta tecnología.

Las respuestas cognitivas y emocionales de Walser cada vez que probaba un vino fueron evaluadas para crear un vino tinto y un vino blanco.

Como ya sabemos, el equipo de EEG recopila información del funcionamiento del cerebro y las ondas cerebrales asociadas a determinados estímulos.

Ya en el laboratorio, el equipo de Rosenstein dirigido por el Dr. Lester Ryan John construyó un modelo de la actividad cerebral de Pieter.

Este equipo analizó la data biométrica recopilada y pudo descubrir las respuestas inconscientes de Walser cuando experimentó cada vino en su boca.

 

El equipo de Neurociencia usado

El proyecto NeuroWine fue desarrollado con el Emotiv EPOC+, un equipo de Electroencefalografía (EEG), con 14 puntos de lectura.

A diferencia de los equipos tradicionales de EEG, la diadema EPOC+ es inalámbirca, y envía la información al software de Emotiv, Pure-EEG, el cual despliega la información en forma de gráficas o en un modelo 3D del cerebro.

 

El EPOC+ puede enviar la información a una computadora, como tradicionalmente funcionan los equipos de EEG, o también puede enviarla a un dispositivo móvil.

 

Como puedes ver en el primer video, el equipo de Neural Sense también colocó un equipo de respuesta galvánica de la piel, una unidad Shimmer3 GSR+

 

Este sensor de respuesta galvánica de la piel es usado para análisis en tiempo real de la conductividad de la piel.

Los electrodos usados son reusables y se ajustan a dos dedos de la mano. Este aparato mide:

  • La actividad de las glándulas sudoríparas
  • Nivel de humedad
  • Nivel de conductividad

Aún cuando se midió la respuesta sensorial de la piel, parece ser que el proyecto NeuroWine se centró en el análisis recolectado por la experiencia de la cata de los vinos.

 

¿Dónde se origina el sentido del gusto?

El doctor Alfredo Fontanini explica dónde se origina el sentido del gusto y un dato curioso:

Las estructuras cerebrales que se encargan del sentido del gusto no necesitan que tengas una comida o una bebida para activarse.

Al sentir la textura o el olor de una naranja, tu mecanismo del sentido del gusto hace que tu cerebro perciba sabores.

 

El proyecto de NeuroWine es piloto, pero puede ser el inicio de la implementación de la Neurociencia en la creación de vinos y de hecho, de nuevos productos en la industria de bebidas.

Sobre el Autor

José Melgar

Social Media Manager, blogger y apasionado por el Marketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *