Small Data: Una nueva tendencia del Neuromarketing

Small Data: Una nueva tendencia del Neuromarketing

El consumidor se ha vuelto experto, y su cerebro puede responder a diferentes tipos de estímulo. Esto nos permite reemplazar la publicidad desordenada y costosa por una nueva tendencia: El “Small Data”.

Según el experto Alister Frost, ex gerente digital para Microsoft y actual consultor, hace una reflexión sobre el Big Data, esos grandes almacenes de información que las empresas y los gobiernos recolectan cada vez que llenamos un formulario.

Para Frost, pocas organizaciones realmente han dominado las habilidades necesarias para extraer percepciones profundamente perceptivas en el comportamiento de los consumidores que conducen al pensamiento revolucionario y a las invenciones prometidas por la revolución Big Data.

A continuación, un extracto del artículo original en TargetInternet.com:

Los avances en neurociencia nos están enseñando cómo funciona el cerebro humano, lo que nos permite vislumbrar profundamente dentro de nuestros cráneos para examinar cómo la publicidad y los mensajes de marketing afectan a nuestros cerebros. Llamo a esto “Small Data” porque expone muchas de las pequeñas cosas que suceden en nuestras mentes, por lo general inconscientemente, que pueden hacer o romper el éxito de cualquier campaña de marketing.

El análisis profundo de la actividad cerebral sigue siendo una tarea costosa y requiere mucho tiempo, por lo que sólo tenemos estudios limitados sobre los que basarnos y, con nuestro mundo digital cambiando tan rápidamente, tenemos pocos conocimientos sobre cómo se comportan los consumidores en línea.

Pero, no hay duda ahora de que diferentes partes de nuestro cerebro juegan un papel crucial en la decodificación de mensajes de marca y, crucialmente, decidir qué hacer con ellos.

Gran potencial inexplorado

Mientras que usted está leyendo esto, su cerebro está procesando cerca de 11 millones de pedacitos de datos cada segundo, pero el 99.999% de esta actividad ocurre inconscientemente, controlando actividades como respiración, postura, digestión y un anfitrión de otros servicios de mantenimiento de la vida que somos en gran parte inconscientes de.

De hecho, nuestros cerebros conscientes sólo pueden manejar alrededor de 40 bits de datos cada segundo, y en este momento es principalmente el proceso racional y lógico que sucede entre sus ojos viendo estas letras en la pantalla y su corteza cerebral dando sentido a ellas.

Así que si menos del 0,001% de la actividad cerebral se lleva a cabo conscientemente, ¿es justificada nuestra obsesión por la comercialización con la promoción de las características y beneficios basados en la lógica de nuestros productos y servicios? Bueno, sí, por supuesto, necesitamos justificaciones racionales para ayudarnos a tomar decisiones de compra.

Sin embargo, trabajar exclusivamente en este nivel convincente corre el riesgo de ignorar el enorme potencial no explotado de nuestro procesamiento inconsciente del cerebro; Y para ello necesitamos entender el neuromarketing y los “pequeños datos” que proporciona.

Un nuevo amanecer en la publicidad

Aquí hay un ejemplo sencillo de esto en acción. Echa un vistazo al logotipo familiar a continuación:

amazon-com-logo

Si compras en línea, probablemente has visto la marca Amazon.com docenas de veces. Pero, ¿alguna vez has visto el logo de más cerca? Después de una breve inspección, puede detectar la sonrisa descarada formada por la línea naranja. Y entonces usted puede detectar que es una flecha que va de A a Z. Y luego cae el penique. Amazon vende todos los productos de la A a la Z!

Amazon entiende bien esta actividad neuronal y explora brillantemente todo su cerebro en casi todas las interacciones con su servicio.

Nos estamos acercando a un futuro emocionante para la comercialización. Armados con ‘Big Data’ sobre casi todos los aspectos de la vida cotidiana de nuestros consumidores y la habilidad de extraer esta información en tiempo real, tendremos poderosas nuevas formas de ayudar a nuestros clientes a sacar el máximo provecho de sus vidas.

Pero con el “Small Data” veremos cómo el cerebro de un individuo puede responder a diferentes tipos de estímulo y tendremos extraordinarias nuevas oportunidades para golpear el botón de compra más a menudo, reduciendo la necesidad de publicidad desordenada y costosa y evitando el error en las campañas de marketing.

Es un nuevo amanecer emocionante para la comercialización. Todavía queda mucho por hacer, tal vez siglos de exploración científica, antes de que realmente entendamos el cerebro humano, pero el comprador experto de hoy ya se está educando y explorando cómo su empresa puede reunir a Big Data y Small Data para obtener una información más rica y perspicaz. Un futuro exitoso.

 

Aquí el artículo original completo (inglés)

Sobre el Autor

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Realcionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *