La Neurociencia detrás de las noticias negativas en las elecciones

La Neurociencia detrás de las noticias negativas en las elecciones

noticias-negativas-neurociencia

¿Por qué las noticias negativas tienen un mayor impacto en nuestras emociones y en nuestra memoria que las noticias positivas? Debes saber que existe Neurociencia detrás de las campañas negativas.

Si eres un usuario activo de las redes sociales, te habrás dado cuenta que durante las campañas electorales, las noticias negativas sobre un candidato tienden a ser más leídas que las noticias de sus virtudes. ¿Por qué ocurre esto?

 

Las noticias negativas activan nuestro sistema de alerta

Un estudio del Dr. John Cacioppo demostró que el cerebro producía mucha más actividad eléctrica cuando se le exponía a información negativa.

Una hipótesis de por qué las noticias negativas tienen tanto poder, sugiere que a lo largo de la historia, nuestro cerebro ha aprendido a guardarnos del peligro. Desde el inicio de la humanidad, nuestra supervivencia ha dependido de nuestra capacidad de detectar y esquivar el peligro.

Tomemos por ejemplo este tuit negativo sobre Mariano Rajoy, presidente de España:

 

Si bien la noticia no representa ningún peligro físico, es evidente que la negatividad tiene mayores posibilidades de hacerse viral. La noticia no sólo ha sido compartida desde distintos medios, sino que cada publicación al respecto se ha vuelto viral.

 

Es difícil vencer el factor del miedo

¿Cómo capturar la atención de una persona? La gente de los medios noticiosos sabe desde hace tiempo que el miedo funciona.

Sin importar tu temple ante situaciones que se salen de lo normal, tu cuerpo te traicionará. La parte emocional de tu cerebro responde a esas situaciones primero, mientras que la parte racional se tarda más en decidir si vale la pena preocuparse por algo o no.

Pero mientras la parte racional decide, las células de la médula suprarrenal liberan hormonas que hacen que tu corazón lata más fuerte, los bronquios se dilatan, y experimentas otras reacciones involuntarias que te preparan en caso de que tengas que salir corriendo.

Y claro, estas reacciones también se manifiestan en redes sociales. Algunas veces como miedo, y otras veces como enojo. Mientras estamos en Facebook o Twitter, podríamos decir que es biológicamente seguro que nuestros intercambios de opiniones sobre temas políticos se van a transformar de argumentos bien fundamentados a insultos.

 

Si es malo, ¡Tengo que prestarle atención!

Cada temporada de elecciones parece venir con publicaciones inspiradoras, con jingles positivos y hasta pegajosos, pero cada vez más las campañas electorales se convierten en la época para desacreditar a los oponentes. No hace falta un gran esfuerzo para encontrar tuits de denuncias y acusaciones entre Hillary Clinton y Donald Trump.

 

Si observas la cantidad de veces que cada publicación fue compartida, te darás cuenta que en la mente de la sociedad opera un sesgo de negatividad.

 

¿Qué es el Sesgo de Negatividad?

Este es un fenómeno psicológico por el que ponemos más atención, y damos más importancia, a las experiencias negativas que  a las positivas. Los estímulos negativos dominan más fuertemente nuestras emociones y son retenidas por más tiempo en nuestra memoria; las respuestas a las amenazas y las cosas desagradables son más rápidas y fuertes que las respuestas a los estímulos placenteros.

Es posible que una persona haya tenido cien gestos amables contigo, pero la recordarás por esa vez que te hizo sentir mal, aún si fue sólo una vez.

Este fenómeno psicológico también se aplica en la percepción de los precios. Nuestra reacción positiva cuando la gasolina baja, es mínima. Pero nuestra molestia es mucho mayor si el precio sube, aún si el cambio de precio sea por la misma cantidad.

 

2 consejos para combatir la negatividad

Debemos estar conscientes de que la negatividad en los medios se va acumulando y de alguna forma debemos “desintoxicarnos”. Una forma en que puedes separarte de tanta negatividad durante las campañas electorales, es desconectarte. Literalmente, deja el celular por unas horas.

Usualmente durante las campañas electorales, el bombardeo mediático es tan intenso que el cerebro necesita un respiro. Aquí te compartimos dos tips que puedes practicar.

Camina en espacios naturales. Varios estudios han demostrado que los ambientes naturales mejorarán tus funciones ejecutivas y tu auto-regulación (la jerga científica para “controlar tus impulsos” y “ser conscientes de nuestras acciones”)

Toma siestas. Las siestas le ayudan a la corteza prefrontal a deshacerse del miedo y la tristeza. Algunos estudios muestran que tomar una siesta ayuda a consolidar la memoria emocional, para poder procesar la próxima campaña electoral en tu país.

Puedes leer el artículo original en este link.

 

Sobre el Autor

José Melgar

Social Media Manager, blogger y apasionado por el Marketing y la tecnología que está cambiando la forma en que nos comunicamos.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Realcionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *