Las seis emociones universales

Las seis emociones universales

Asco, miedo, sorpresa, alegría, enfado y tristeza, son las 6 emociones básicas de los seres humanos y el punto de partida de las estrategias comerciales.

El Neuromarketing gestiona el valor de la oferta de un producto o servicio a través de la creación de vivencias emocionales de comunicación y consumo gratificantes para el comprador/usuario pertinentes a la marca.

El ser humano es un ser emocional dominado por sus sentimientos y emociones, más que por la razón. Así, manejando estas emociones podemos lograr que un individuo asocie el consumo de un producto determinado con el agrado y la satisfacción.

 

De dónde surgen las emociones universales

Se han identificado seis emociones universales, esto significa que son comunes a todos los seres humanos, sin importar género, origen étnico, ubicación geográfica, cultura, idioma, etc. Éstas son: asco, miedo, sorpresa, alegría, enfado y tristeza.

Fueron identificadas por Paul Ekman, quién señalaba que estas emociones básicas eran producto de un proceso evolutivo, como respuesta a los retos ecológicos a los que se enfrentaban nuestros ancestros. Se trata de algo tan primitivo, que se encuentra incrustado profundamente en nuestros circuitos neurológicos.

Cada emoción activa un circuito neuronal específico de forma innata, automática, rápida y desencadena comportamientos que buscan la supervivencia. En este sentido, podríamos decir que tienen diferentes funciones:

  • Asco: nos produce rechazo hacia aquello que tenemos delante.
  • Miedo: tendemos hacia la protección.
  • Sorpresa: ayuda a orientarnos frente a la nueva situación.
  • Alegría: nos impulsa a reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien.
  • Enfado o enojo: nos induce hacia la destrucción.
  • Tristeza: nos motiva hacia una nueva reintegración personal.

 

Las emociones universales en acción

Imaginemos que un día abres uno de los armarios de la cocina y dentro ves una serpiente. No esperabas que estuviera allí. Lo más probable es que tu primera reacción sea dar un salto hacia atrás o cerrar el armario con un portazo rápido y agresivo. Tu rostro estará rojo y caliente, te sentirás en alerta y, aunque no lo sepas con certeza, tu cuerpo estará tenso y preparado para reaccionar de inmediato ante cualquier otro impulso.

Esta respuesta rápida es resultado del miedo, es cognitivamente casi impenetrable. Es decir, que no se trata de algo que sucede completamente de forma inconsciente e incontrolable. Se parece más a una reacción que a una acción deliberada.

Hay una teoría psicológica que apunta a que las emociones básicas funcionan como materia prima para construir emociones más complejas. Otras teorías dicen que en lugar de ello, las emociones más complejas son amalgamas de emociones básicas y cogniciones.

En 1980 Robert Plutchnik elaboró este diagrama, en el que muestra ocho emociones básicas y sus diferentes grados de intensidad.

 

Las emociones universales y su dimensión cultural

Si bien las emociones universales son comunes a todos los seres humanos, también están sujetas al condicionamiento cultural.

Por ejemplo, cuando un niño teme haber fallado en las respuestas de una evaluación escolar, es en gran medida por el valor que su cultura y microcultura le ha dado al éxito académico.

De igual manera, sentir júbilo ante el infortunio de alguien a quien despreciamos tampoco es una emoción común a todas las personas en todo momento. Tampoco lo es el sentimientos de amor romántico, que por ejemplo, en el libro de Madame Bovary es descubierto por su protagonista a través de múltiples libros y lecturas, no le era algo inherente.

Es así como las marcas, a través del neuromarketing, pueden apelar a las emociones universales, haciéndolas más eficientes con elementos culturales.

¿De qué forma tu marca apela a estas emociones universales? Dentro de tu cultura, ¿qué podría desencadenar la alegría o sorpresa de tus clientes? Déjanos tu comentario.


Actualizado el 14 de junio de 2017

Sobre el Autor

Jennifer Reyes

Aenean lacinia bibendum nulla sed consectetur. Donec ullamcorper nulla non metus auctor fringilla. Donec sed odio dui. Etiam porta sem malesuada magna mollis euismod.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *