El poder de la vestimenta en el Neuromarketing

El poder de la vestimenta en el Neuromarketing

PODER-DE-LA-VESTIMENTA-NEUROMARKETING

Más que moda o imagen, la ciencia ha descubierto que las elecciones que hacemos al vestir pueden influir en la forma de pensar y sentir de quienes la usan. ¿Cómo es esto posible?

Todo paciente en un hospital se ve obligado a usar esa bata que se abotona por detrás y expone con facilidad la espalda. La bata le hace sentir indefenso, con necesidad de auxilio y su comportamiento se vuelve dócil.

Otra muestra es la investigación realizada por la profesora en Psicología de la Universidad de Carolina del Norte, Barbara Fredricson, quien pasó una prueba de matemáticas a un grupo de mujeres. Las percepciones cuando ellas vestían traje de baño, tenían resultados más bajos que cuando llevaban puesto un suéter.

Se ha comprobado también que el uso de una bata blanca mejoraba la agilidad mental de las personas, pues, su cerebro era estimulado y asumían que tenían las capacidades mentales de un médico.

La lista de ropa

Cuando se le preguntó a un grupo de personas cómo se sentían al vestir con uniforme, la mayoría expresó que se sentía en el anonimato, a diferencia de cuando llevaban un traje eso les hacía sentir poderosos y diferentes del resto de compañeros de trabajo.

Por lo que te recomendamos que revises tus closet y hagas una lista de aquellas prendas que te hacen sentirte feliz y toma en cuenta estos 8 resultados que arrojaron las investigaciones:

  1. Tu vestido o traje favorito: Aquel que siempre te levante el ánimo, porque te gusta cómo te ves en el espejo. En el caso de las mujeres se ha comprobado que los vestidos en estilo péplum, es decir, los que reducen cintura y hacen lucir las caderas anchas, levantan el estado de ánimo, porque crean la proporción ideal que feminiza la figura. En los hombres deben escoger que corte les queda mejor de acuerdo a su complexión, pero, se recomienda que el color de la camisa y saco combinen con el color de pelo, ojos y piel, ya que no usan maquillaje.
  2. Piezas de joyería: Lleva aquella orfebrería que sea tu sello de distinción, tu insignia, tu medalla de honor. Que cuando las personas pregunten por ella tengas una interesante historia que contar, nunca el precio, pero sí, porque es importante para ti.
  3. Los colores: Usa aquellos que se encuentran en la naturaleza, el azul del cielo, el verde de las plantas o el amarillo del sol, esto siempre dan una ráfaga de energía y protegen de las emociones negativas.
  4. Si usas rayas, lunares o estampados: Ten presente que estos lo relacionamos con la etapa lúdica de nuestra infancia, por ello, viste aquellos que traigan memorias felices de tu niñez.
  5. Viste sin coincidir: Aquellas prenda como una chaqueta de cuero sobre un vestido vaporoso o en el caso de los hombres un corbatín con los jeans, esto produce en el cerebro la sensación de novedad o de sorpresa.
  6. Zapatos: Los planos dan la sensación de libertad sin restricciones, se asociación con la aventura o los viajes, mientras que los tacones o formales hacen lo contrario.
  7. Accesorios: Trata de llevar uno que sea de épocas pasadas, estos dan la sensación de mejor calidad de lo que se fabrican ahora y, conectan a quien los lleva puestos con historias de un pasado esplendoroso que a su vez estimula la tranquilidad.
  8. Lo natural: Las fibras naturales, como lino, algodón, seda o lana nutren más el espíritu, que las hechas artificialmente, conectan con la naturaleza y esto te hace sentir vivo.

*Con información de http://karenpine.com 

Sobre el Autor

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *