Select Page

Neuromarketing en el Diseño de Logotipos

Neuromarketing en el Diseño de Logotipos

nlogoLa Neurociencia está extendiendo sus fronteras hasta campos antes inimaginables, abarcando la economía, la psicología y el marketing. Hoy el día también se utiliza para evaluar el impacto visual del diseño de los logotipos.

El Neuromarketing y la publicidad han formado una sinergia al punto de hacer posible el crear una mejor estrategia para los negocios, dada la posibilidad de que sea el consumidor el que tome decisión de lo que quiere consumir. Pensar en utilizar el biofeedback, eyetracking o la resonancia magnética para aplicar al estilo que debes mostrar de tu producto o servicio, es una alternativa que cobra mayor fuerza con el paso de los días y el peso de las investigaciones realizadas entorno a este tema con resultados asombrosos comprobados.

Conocer los hilos cerebrales que controlan la conducta del consumidor y en función de ello trabajar en tu provecho es una realidad. Por ejemplo, gracias a estudios realizados por especialistas en la materia neuronal, se pudo determinar que el “Núcleo de Acummbens”, ubicado en la corteza media prefrontal del cerebro, controla las emociones de placer, recompensa y agrado; es allí, donde precisamente debemos aprender a hablar en procura de que el diseño de tu marca, impacte en esa área del cerebro.

En este sentido, hacer que toda tu identidad corporativa responda a este tipo de estrategias es algo que en verdad vale la pena. A continuación te comparto una lista de aspectos importantes que deberías cubrir en función de lograr un resultado positivo:

  • Practicidad
  • Elegancia
  • Un mensaje entendible

El Rincón de la Psicología nos comparte un caso, el nuevo logotipo de Gap, que se valoró a partir de eyetracking y la realización de EEG. Pareció muy curioso que este nuevo diseño no “iluminaba” el cebrebro de las personas tal y como se esperaba, todo lo contrario del logotipo anterior.

gap-logo

A partir de estos resultados, los investigadores analizaron el nuevo diseño de Gap y llegaron a la conclusión de que éste violaba algunas reglas de neuromarketing.

  • Superposición = a pasar por alto. La investgación reveló que cuando las palabras se sobreponen a las imágenes, el cebrebro tiende a ignorar o pasar por alto las palabras a favor de las imágenes. En el nuevo logotipo la “P” superpuesta cobre el cuadro azul era obviada por el cerebro. Algo que no resulta muy efectivo si deseamos promover el nombre de una marca.
  • Los bordes afilados alteran el inconsciente. Forzar al cebrebro a ver formas con aristas provoca lo que en neurociencia se conoce como una respuesta evitativa. Así que, a una empresa que cuyo logo posea un diseño afilado le costará más trabajo y tiempo ganar la confianza de los consumidores potenciales.
  • El cerebro prefieren las fuentes inusuales. Si bien el marketing nos afirma que las letras sencillas son más fáciles de leer, lo cierto es que las modernas investigaciones en el área de las nerociencias nos avisan que el cerebro prefiere las fuentes fuera de lo común. Precisamente a partir de este presupuesto el primer logo de Gap consiguió quedarse en la memoria de los clientes.
  • Contraste Alto/Bajo. A nuestro cerebro le llama la atención los contrastes; la monotonía de colores  y de formas resulta aburrida.
  • Pérdida de la identidad. Y este caso no solo se dio con Gap, también otras marcas de lujo han perdido su posicionamiento entre los consumidores al ampliar sus productos de manera indiscriminada. De hecho, si leen las  opiniones de las personas sobre Gap, muchas coinciden en el hecho de que “Gap es una marca de jeans”, aunque hoy no sea solamente eso. Así probablemente muchos consumidores asocien un nuevo logo a los cambios indeseados en la amplio del mercado de Gap, con esto, el nuevo logo de por sí ya se ha ganado la antipatía.

Como puede presuponerse, ante una acogida tan poco amable, Gap finalmente retomó su antiguo logo; quizás hasta que surjan mejores ideas. Aunque igualmente hay quienes afirman que este “error de marketing” realmente fue pensado para atraer más publicidad.

El neuromarketing utilizado en el diseño de marca es capaz de llevarte a niveles nunca imaginados con respecto a la relación producto-cliente. Por eso, debemos tener en cuenta lo que se puede hacer con el empleo de los colores hacia un logotipo.

Por otro lado, Zero Gravedad nos muestra otros dos ejemplos que interesantes para analizar:

  1. Uso de líneas que forman una silueta sencilla y empleo de dos colores en combinación con sus productos.Diseño2
  2. Otra vez, uso de líneas sencillas, con la combinación de dos colores y letras en el logotipo. Fáciles de recordar e identificar en la memoria marca del consumidor.Diseño3

Es bien sabido que los colores causan ciertas y determinadas emociones en las personas:

  • Rojo: Atención (pasión)
  • Rosado: Amor, calidez, dulzura (tranquilidad)
  • Amarillo: Actividad, competencia, pureza (triunfo)
  • Verde: Esperanza, ecología (futuro)
  • Negro: Representa poder, elegancia y formalidad (misterio)
  • Blanco: pureza, inocencia, luz, bondad (limpieza)

Pero es la combinación de ellos, los que te podrían dar buenos resultados; aunque todo depende, de lo que realmente quieras dar a conocer sobre tu trabajo. Lo cierto del caso es que se precisa conocerte bien, para saber qué te interesa vender y en función de ello utilizar la ciencia para hacer tu diseño de marca.

También te puede interesar nuestra infografía: Logotipos en tu Cerebro

Sobre el Autor

Jennifer Romero

Guatemalteca, amante de las artes, del cine y de la música, diseñadora gráfica, fotografa y músico de vez en cuando.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *