La seducción en el Neuromarketing

La seducción en el Neuromarketing

seducción

El neuromarketing y la generación de sentimientos positivos

Muchas empresas estan empezando a aplicar técnicas de neuromarketing, en busca de generar sentimientos positivos que creen relaciones duraderas con sus grupos objetivos. Pero, hay que aclarar que los seres humanos somos más sensibles a las experiencias negativas que las positivas, por lo que las marcas estan obligadas a hacer hasta lo imposible para minimizar el impacto de los malos recuerdos para que no se genere una percepción dañina de su imagen, y es ahí donde las estrategias de neuromarketing cobran su máximo significado.

Kevin Roberts, actual CEO de la agencia de publicidad Saatchi & Saatchi, fue el primero en acuñar el término lovermarks, que viene a definir aquellas firmas que el consumidor percibe como suyas porque encajan con sus valores o filosofía, leal y por no romper nunca el compromiso implícito que tiene con sus consumidores. Son firmas que se consumen de una forma irracional porque nos parecen irresistibles.

Las técnicas de neuromarketing van más allá de estudiar los colores o los olores, nos referimos a técnicas que nos permiten saber cómo reacciona el cerebro del consumidor ante una determinada marca, por ello abarca un campo muy amplio que comprende desde el packaging de un producto (Más información en: La influencia del Neuromarketing en el Packaging) hasta su colocación en la góndola de un supermercado, pasando por la web corporativa. Absolutamente nada se hace al azar y cada movimiento de la marca responde a un plan que busca no pasar desapercibida ante los ojos de los consumidores.

La Seducción en el Neuromarketing

Se puede decir que el neuromarketing es la herramienta que utilizan las compañías para seducir a su target y lo hacen apelando a los recuerdos. Es muy habitual que nos enamoremos de marcas que nos hacen recordar momentos felices como el día de nuestra boda, el nacimiento de un hijo o el viaje de nuestros sueños. Es en momentos así cuando las empresas logran alcanzar un alto nivel de fidelidad con su cliente.

Un claro ejemplo de neuromarketing lo tenemos actualmente en el anuncio de Estrella Damm, que proyectan imágenes del verano, el sol, el mar que para muchos de nosotros lo percibimos como sinónimos de felicidad, por lo que como espectadores nos sentimos atrapados por un sentimiento de proximidad y afecto hacia la marca. Además, es un reflejo de los primeros momentos de un amor de verano y creo que es mentira si decimos que nunca tuvimos uno. Son amores que aunque no progresan los guardamos como buenos recuerdos y el neuromarketing ayuda a las marcas a utilizarlos para enamorar a sus consumidores.

Fuente: Digital Marketing Trends

Sobre el Autor

Jennifer Romero

Guatemalteca, amante de las artes, del cine y de la música, diseñadora gráfica, fotografa y músico de vez en cuando.

Suscríbete a Nuestras Actualizaciones

suscripcion-email-2

Estamos en Facebook

Sponsors

Banner Neuromarketing copia

Artículos Relacionados

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *